viernes, 16 de mayo de 2008

La información os hará libres

Estoy preocupado por mi jubilación. Pasan los años y hay que empezar a crear un colchón para cuando llegue la estación de los juegos de petanca y paseos por el parque. Por eso leo la prensa económica para ver si me conviene comprar ladrillos en forma de piso, acciones, fondos de inversión, planes de pensiones o tal vez meter el dinero debajo de una baldosa.

Ya no tenemos que ir a la sucursal para que nos digan donde meter nuestros ahorros. Eso lo hacían nuestros padres, ¡pobres ignorantes!, así el director de sucursal les aconsejaba meter el dinero en una libreta de ahorros o en una imposición a plazo sin muchas más opciones. Ahora tenemos una amplia información financiera. Mediante internet podemos tener acceso a todos los mercados financieros mundiales, podemos leer consejos de inversión de gestores y analistas financieros y por último podemos invertir directamente desde casa simplemente haciendo clic con el ratón.

Yo, tras leer muchos análisis y recomendaciones, invertí mi dinero. He seleccionado un batiburrillo de fondos de inversión de rentabilidad absoluta- si hasta suena bien- y algunos otros algo mas agresivos pero siempre con un perfil value y con gestión Value at Risk, que no sé lo que es pero que dicen que está muy bien. También tengo alguno de gestión alternativa, lo gestionan unos ocupas basándose en las fases lunares. Mi cartera de acciones tiene un mix entre valores refugio, construyen alojamientos y albergues, valores cíclicos y valores ciclotímicos para compensar.

Ha sido difícil la selección porque prácticamente todos los fondos de inversión y todas las acciones estaban recomendados para comprar, era tanta la calidad, y solo me he fijado en los que tenían desde recomendación de “sobreponderar” hasta “compra ya por tu padre”. Por si acaso también he invertido en renta fija para compensar los riesgos. Siempre en activos calificados como AAA+++ por Stoned and Poors o como “no risk far away beyond any doubt” calificados por la agencia Goofy.

Me he dado cuenta de lo importante que es la información y la gran ventaja que tenemos ahora de poder elegir diferentes fuentes de información alternativa. Así podemos comparar y sacar conclusiones. En mi caso para invertir los ahorros, pero esta riqueza se puede aplicar en muchos campos, desde la información sobre política, el consumo, las artes etc.

Otra cosa también muy importante son los vínculos familiares. Ahora que estoy arruinado dependo del dinero que saca mi padre de la cartilla para poder llegar a fin de mes .




1 comentario:

lector hartito dijo...

Totalmente de acuerdo